Seleccionar página

El Agua Micelar aparece en todas las guías y artículos de cosmética en la categoría de limpieza facial, y desde hace unos años no puede faltar en nuestro neceser. Es un básico del desmaquillado, que abarca todas las edades. En este post te vamos a resolver todas las duda que te pueda plantear este producto beauty, y prepárate para engancharte. Verás como no puedes vivir sin ella.

Según un estudio realizado entre 6.000 mujeres de entre 18 y 60 años lo sitúa como el producto de limpieza preferido por las españolas en un porcentaje de un 62%. ¿Cuál el secreto del Agua Micelar para ser tener tantas seguidoras?

 

Qué es

Se trata de un agua limpiadora formulada a base de micelas, estructura química que al microscopio se ve como pequeñas burbujas y que tienen el gran poder, casi como un imán, de atraer la suciedad (grasa, células muertas, maquillaje…) y retenerla en su interior.

 

Cómo utilizarla

Deposítala en un disco limpiador, y pásalo por el rostro como harías con con cualquier loción. Lo mejor es que  no necesita aclarado. Haz la prueba del algodón: da una segunda pasada y comprobarás que no queda ni rastro de suciedad. ¿Otra ventaja? Te vale también para desmaquillar los ojos.

 

Otros usos insospechados

El hecho de no necesitar aclarado, ha hecho que triunfe. Y ofrece más “posibilidades”  que hemos comprobado:

  • Doble limpieza: añade el agua micelar para retirar tu leche o gel limpiador, y rematar la rutina de limpieza.
  • Post-gym: guárdala en la bolsa del gimnasio porque será una buena aliada para eliminar las toxinas, suciedad y grasa que supura la piel tras una buena sesión de ejercicio
  • Piel sensible: por su suavidad se recomienda el agua micelar como método de limpieza para los cutis más delicados.

 

Share This