MENUMENU
Seleccionar página

[StylER of Life] En todas las ciudades hay ese barrio con personalidad y carácter, con un “algo especial” , que te engancha, y te atrae una y otra vez.

Si hablamos de Gijón, para mí, ese sitio es sin duda Cimadevilla.

En el post de hoy os quiero contar un poco de su historia, y enseñaros sus calles, sus chigres, sus gentes…. su vida.

Cimadevilla: Barrios con personalidad

Tirando de hemeroteca, se ubica Cimadevilla o Cimavilla, como el origen de Gijón. 

La parte más antigua de la ciudad, en la que existen unas Termas de la época del Imperio Romano.

Se sitúa en un cerro amurallado, Cerro de Santa Catalina, que quedaba aislado al subir la marea. La cuesta es inevitable si se quiere ver de cerca el Elogio del Horizonte.

Cimadevilla: Subida al Cerro Santa Catalina

En una de sus plazas, Plaza de Jovellanos, nos encontramos el Museo Casa Natal de Jovellanos, donde tienen lugar conciertos musicales con cierta frecuencia.

Al lado de la casa está la Capilla de Nuestra Señora de los Remedios, donde descansa Melchor Gaspar de Jovellanos, y da nombre a una de las fiestas del barrio, que se celebran la segunda semana de setiembre.

Enfrente nos encontramos con La Casona. Actualmente podéis parar a tomar la primera sidra, pero tiene el honor de haber sido la sede del Instituto de Naútica y Mineralogía que fundo Jovellanos.

Cimadevilla: Casa Museo Jovellanos

De plaza en plaza y tiro porque me toca, llegamos a la plaza del Periodista Arturo Arias. He de reconocer que me he enterado de su nombre a la vez que escribía esto, ya que es conocida por todo el mundo como Plaza del Lavaderu.

Cimadevilla: El Lavaderu

Su nombre se lo debe a que antiguamente allí había un lavaderu donde los vecinos de Cimadevilla lavaban la ropa. (Adjuntamos foto por cortesía de Fb de Gijón en el Recuerdo de Javier Granda y que nos han facilitado desde el Twitter de @soscimadevilla)

Barrios con personalidad: Cimadevilla

En dicha plaza también se encuentra la famosa sidrería “El Lavaderu”. Suele haber una fiesta de inauguración de la temporada allá por el mes de mayo, y a partir de esa fecha, y si el tiempo lo permite, es difícil encontrar sitio en esas escaleras.

Si hay algo que me encanta de Cimadevilla son su calles y rincones. Casas antiguas de barrio de pescadores, conviven con construcciones señoriales, y edificios modernos, que hacen de Cimadevilla el barrio más cool.

Cimadevilla: Barrios con Personalidad

Gentes que aquí nacieron y se criaron y los chigres de esa época, conviven con negocios más modernos y vecinos de nueva hornada, que llegan al barrio incluso de fuera de Gijón, buscando un remanso de tranquilidad, un pueblo dentro de la ciudad.

Cimadevilla: calles, bares y gentes

Es imposible ir a Cimadevilla y no visitar la Plaza de la Corrada, que como no podía ser de otra manera, da nombre a un bar.

No me atrevo a decir que los famosos bocatas de La Corrada, son “los mejores del mundo”, pero si los que “mejor entran después de unos culines de sidra”.

Cimadevilla: La Corrada

Llegamos al Tránsito de las Ballenas, que recibe este nombre, porque cuando las arrastraban a tierra, las subían a esta calle y aquí las despiezaban y las repartían.

Pero si no sois de Gijón y queréis llegar hasta aquí, debéis preguntar por la Cuesta del Cholo (término que trajeron los emigrantes de Perú, y significa “mestizo”).

Cimadevilla: Cuesta del Cholo

Uno de mis sitios favoritos de Gijón, al que me escapo en cuanto sale un rayo de sol, por la gente, sus vistas al mar y su halo de “buen rollito”, que se respira en el ambiente.

¡¡¡ Échame un culín!!!

  Tienda On-Line

Share This