MENUMENU
Seleccionar página

¿Cómo saber si tengo la piel deshidratada? La deshidratación es un problema que puede afectar a todos los tipos de piel. Una piel deshidratada, es aquella que le falta agua. Se considera una  piel deshidratada, cuando el contenido en agua del estrato del córneo de la piel es inferior al 10%.

En términos generales cuando la piel está deshidratada se nota una sensación tensa y de tirantez (le falta elasticidad y suavidad por déficit de agua). Son varios síntomas los que la delatan, pero a veces puede confundirse con otras enfermedades cutáneas, por lo que la solución cosmética a la que se recurre suele ser errónea. Vamos a ver en el siguiente post, cómo se manifiesta los diferentes tipos de pieles para saber si tengo la piel deshidratada.

Muchas veces se tiende a confundir la piel deshidratada con la seca, y aunque parezca lo mismo son condiciones muy diferentes. La piel deshidratada es un estado transitorio, de la misma causado por efectos externos, como las temperaturas extremas, la falta de humedad en el ambiente, el uso de cosméticos agresivos,  que reducen la cantidad de agua en el organismo.  Sin embargo se considera la piel seca, al tipo de piel que, por genética, tiene un descenso en al nivel de lípidos.

La hidratación es la base de cualquier producto de belleza,  pues mantiene la piel sana, y contribuye a darle mayor volumen, elasticidad y brillo. En términos generales cuando una piel está deshidratada pierde la turgencia, se vuelve áspera y frágil y aparecen líneas de expresión y arrugas. Por eso , reconocer una piel deshidratada es fundamental, ya que te permitirá tratar con eficicacia el problema y evitar que vaya a más.

Pero dependiendo del tipo de piel los síntomas de la deshidratación cambian:

PIEL SECA. ¿Cómo saber si tengo la piel deshidratada?

 

Aparece una descamación fina en la zona de los pómulos. Es una de las señales más claras que indican que la piel seca está deshidratada. Puede que alguna vez hayas notado zonas de tu piel que están “pelando” como cuando te quemas por el sol, pero el motivo no es otro que la deshidratación.

Un clima frío, el viento y lo contrastes de temperaturas, pueden reducir los niveles de humedad de la piel, lo que origina las escamas, que además pueden ir acompañadas de picor. Para estos caso lo mejor es utilizar una crema hidratante intensa.  (Hidratante para piel seca ver aquí)

Hidratante Piel Seca Eva Rogado

Perfection Skin para piel seca es una crema hidratante que aporta los nutrientes necesarios que necesita la piel para recuperar los niveles de agua perdidos. Su fórmula enriquecida con aceite de rosa mosqueta y urea permite mantener  la piel hidratada todo el día y calma la irritación

Una piel seca deshidratada, se muestra apagada, rugosa y tirante, y puede presentar arrugas finas, conocidas como estrías de deshidratación. La manifestación de esta deshidratación cutánea se denomina  xerosis .

Una de las consecuencias más importantes de la piel seca deshidratada es la relajación de la piel, envejecimiento prematuro y la consabida aparición de arrugas y líneas de expresión.

PIEL GRASA. ¿Cómo saber si tengo la piel deshidratada?

 

Es fácil pensar, que una piel grasa no necesita un cuidado especial respecto a su hidratación. Es verdad que una piel que sufre de exceso de grasa tiene una gran capacidad defensiva, pero en caso de las pieles grasas deshidratadas no sucede lo mismo. En este tipo de pieles la descamación se sitúa en la zona del nacimiento de las cejas y las aletas de la nariz.

El objetivo en estos casos  es frenar la pérdida de agua y restaurar la hidratación de la capa córnea de la piel, aportar componentes propios del factor natural de hidratación y proteger de las agresiones medioambientales. Nunca aplicar cremas para pieles secas (que contienen mucha grasa) a la piel grasa deshidratada, ya que favorecerás la aparición del acné. 

Imán de agua es una crema “oil free” específica para hidratar las pieles grasas. Aporta la hidratación necesaria, controlando la secreción sebácea y evitando el acné, puntos negros y poros dilatados.

Aunque parezca una contradicción las una de las características de las pieles grasas deshidratadas, es tono apagado. Aunque se caracteriza por tener brillos su tono es ceniza o amarillento. La hidratante para piel grasa, está dentro de las cremas matificantes, de textura fluida, que se absorbe inmediatamente. Le da a la piel luminosidad, eliminado los brillos y el aspecto grasiento.

Una buena hidratante aplicada a diario es una de los mejores secretos para mantener la piel joven más tiempo.

 

Share This