MENUMENU
Seleccionar página

¿Cuando es mejor aplicar el anticelulítico, antes o después del ejercicio? . Si como la mayoría de las mujeres, has investigado alguna vez como acabar con la celulitis para siempre, sabrás lo difícil que es encontrar una solución sencilla, válida y efectiva. Se trata de seguir un estilo de vida que combine los 3 factores esenciales: una rutina de deporte, una alimentación saludable y unos buenos productos cosméticos. 

Entre todos los mitos y leyendas que acompañan a estos últimos, hay un aspecto sobre los tratamientos anticelulíticos que es cierto, y queremos descubrirte: el momento de la aplicación de la crema es fundamental. Una de las dudas que aparece es: ¿Cuándo se aplica el anticelulítico, antes o después del ejercicio?Seguid leyendo si no lo tenéis claro.

 

Los anticelulíticos funcionan

Porque los anticelulíticos, pese a la incredulidad de algunas funcionan. Mejoran la textura de la piel alisándola, ya que ayudan a trabajar la grasa subcutánea, aumentando la termolipólisis. Dicho esto (y asumido), vamos a dar un paso más allá en el uso de los anticelulíticos. Porque si hasta ahora pasabas por alto el momento idóneo de su aplicación, – o lo resumías al día y la noche sin más-  ahora deberías empezar a hacerlo.  (Perfect Body: Anticelulítico, Reafrimante y Reductor)

Anticelulíticos después de hacer ejercicio

Cuándo es mejor aplicarlos: antes o después del ejercicio

Normalmente los productos para combatir la celulitis se aplican de día y de noche, pero si quieres que sus resultados sean más efectivos el momento ideal para aplicarlo es después de hacer ejercicio. Con esto lo que consigues es seguir quemando grasas. Durante y después de hacer deporte, el cuerpo  sigue “trabajando” gracias a la fuerza de la actividad que has realizado anteriormente. Si esto lo acompañamos de un buen anticelulítico, aumentaremos los efectos del proceso.

Cómo actúan los anticelulíticos

Lo que hace el anticelulítico es seguir quemando grasa en los adipocitos superficiales en la capas externas del cuerpo. La explicación es la siguiente: nuestros músculos para realizar ejercicio necesitan energía. Parte de esa energía se obtiene de las grasas que almacena nuestro cuerpo. Durante el deporte gastas muchas de ellas, y al terminar el ejercicio, el organismo necesita reponerse. Por eso seguirá quemando grasas durante las siguiente horas. Y es en ese momento, en que el anticelulítico puede potenciar el efecto quemagrasas del ejercicio físico.

Evidentemente, este efecto se producirá sobre todo, cuando el ejercicio es de alta intensidad. No es lo mismo una sesión de spinning o boxeo, que de yoga o pilates. Cuando más fuerte sea el entrenamiento más grasas se queman después. Aun así, si practicas yoga o pilates no debes de dejar de utilizar un anticelulítico después. Todo lo contrario, siempre es mejor hacerlo después de ejercitar nuestro cuerpo.

Trucos para aplicar un anticelulítico

  1. – El anticelulítico se debe aplicar dos veces al día. Uno siempre debe ser después de hacer deporte (ya sea por la mañana o por la noche). El otro por la mañana nada más levantarte, ya que es “cuando el metabolismo está más activo y empieza a usar energía”.
  2. No hace falta que lo apliques inmediatamente después de haber finalizado la sesión, ya que esa quema de grasas en reposo de la que hablamos, se produce durante horas. Puedes esperar a después de la ducha, y así aprovechamos el vapor. Nuestros poros se encontrarán levemente dilatados, y estará más receptivos.
  3. Aplícalo con movimiento. Si la grasa no la movilizamos es muy difícil que la podamos movilizar, ya que se enquista y se vuelve más dura. Deber realizar un movimiento de amasado (exactamente igual que si estuvieras amasando pan)
  4. Hazlo la palma de las manos y en sentido ascendente. De esta forma no solo vamos a masajear la celulitis, sino que también vamos a activar la circulación. Mejorando así el retorno venoso, y ayudando a reducir la retención de líquidos.
  5. Espera a que se absorba antes de vestirte y no utilices ropa demasiado ajustada.

 

Share This