MENUMENU
Seleccionar página

Para algunas mujeres, es el ritual que marca el final del día. Para otras muchas, desmaquillarse es un gesto cansino y aburrido. Pero la limpieza es algo más que un gesto básico ¡es imprescindible!.No sólo hace falta la limpieza cuando nos maquillamos.Ahora en verano que tenemos color y solemos prescindir del maquillaje hay que seguir también el ritual de limpieza, ya que sobre la piel se depositan contaminación, polvo, etc., y una fina capa de células muertas que conviene retirar de forma regular para evitar que se acumulen y oxiden, convirtiéndose en caldo de cultivo idóneo de impurezas y puntos negros. Las pieles muy grasas es recomendable realizar una limpieza nocturna y otra diurna. Las normales y las secas pueden dejarse llevar un poco por la intuición: a veces bastaría solamente el tónico para la limpieza matutina o incluso algo de agua termal.El vídeo del canal de aishawari lo explica genial…

Para saber si estamos usando productos demasiado agresivos para nuestro tipo de piel, hay que esperar entre 2 y 10 minutos después de hacer la limpieza habitual sin aplicar ningún producto más (bastan pocos minutos si se usa un producto cremoso, como una leche, y algo más de tiempo para un gel o jabón). Pasado este tiempo el pH de la piel se ha reequilibrado lo suficiente como para juzgar si la piel no se siente confortable: si así fuera y la tez se nota tirante, hace falta pasarse a un tipo de limpiador más suave.

Share This