Seleccionar página

En verano, con los pies permanentemente descubiertos, el calor, la sal y el sol, es frecuente la  deshidratación y la aparición de grietas en los talones. Además de ser antiestéticas, pueden llegar a provocar un intenso dolor, por eso es importante prevenir su aparición, y tratarlas desde el instante que aparecen, para evitar que se hagan más grandes.

Llega el momento de las chanclas y sandalias, lo pies quedan desprotegidos, y sino se les presta la debida atención, terminan deshidratados y agrietados. Vamos a ver en ese post una buena rutina y unos Trucos para eliminar los talones agrietados (y no tener que esconder más tus pies)


Las grietas en los talones son un signo claro de falta de cuidado en los pies. Un problema que se caracteriza por afectar a la capa externa de la piel, que puede llegar a penetrar profundamente y generar un intenso dolor. La piel agrietada ocurre cuando tenemos los pies secos, momento en el cual al piel se vuelve tan dura, que los pies empiezan a desgarrarse por la pérdida de hidratación y elasticidad.

Aunque pueden aparecer durante todo el año, este problema suele ser más evidente en verano, por estar los pies, y en concreto esa zona, más expuestos al sol y al aire libre. Es el momento de chanclas y sandalias, un tipo de calzado que deja los pies desprotegidos. El problema es que aunque se enseñen a diario, no se les presta la misma atención que a las piernas, al escote y a la cara, y en unos días, lo que empieza siendo unos talones secos, termina por convertirse en una piel que acaba agrietándose por culpa de la presión.

Para evitar tener que ir escondiéndolos, y que no aparezcan las antiestéticas grietas. solo se necesita una buena rutina y ciertos consejos  infalibles para presumir de pies en la época de calor. Así que vamos a ver en el siguiente post Trucos para eliminar los Talones Agrietados (y no tener que esconder más tus pies)

ELIMINAR LAS CÉLULAS MUERTAS

La mejor manera de prevenir grietas es tener una rutina de higiene e hidratación diaria, y mejor si se realiza antes de acostarse, para que la piel se regenere durante el descanso. Lo primero es conveniente lavarse los pies con agua tibia, y secar muy bien la zona, y así dejarlos libres de todo tipo de suciedad.  Y sumar a esta limpieza una exfoliación. (Exfoliante Corporal con doble gránulo de Bambú y Albaricoque)

Se recomienda usar el exofoliante 1 ó 2 veces por semana. Pero en el caso de los talones, y sobre todo si estamos en verano con lo pies más expuestos, se puede llegar a utilizar a diario, si la zona lo requiere reducir las células muertas con esa frecuencia.

Ilumination Body tiene doble gránulo:  con el Polvo de Tallo de Bambú elimina las células muertas más escamosas y ásperas, mientras que el Polvo de Hueso de Albaricoque, elimina las impurezas más profundas.

 

EVITAR LOS JABONES DUROS

Del mismo modo que el agua caliente, los jabones pueden eliminar los aceites esenciales de tu piel, más si cabe cuando caemos en el error de frotar con fuerza los pies mientras usamos jabones duros, para terminar con el olor provocado por el sudor de los pies.

Por eso para evitar la deshidratación de este tipo de productos, es necesario usar jabones superhidratantes y que no contengan alcohol. Es importante también evitar los baños prolongados. Que pueden ser muy relajantes, pero también acaban con lo aceites naturales de la piel, así que es mejor evitarlos si tu piel tiende a resecarse.

HIDRATACIÓN Y REGENERACIÓN

Es imprescindible hidratar los pies todos los días, y además regenerar los aceites naturales que se nos van por  perdiendo, y son tan esenciales para preservar la hidratación corporal y prevenir la aparición de los pies secos y los talones agrietados. Para eso el mejor producto sería el Aceite de Rosa Mosqueta Puro

El Aceite de Rosa Mosquetatiene propiedades superhidratantes, además de ayudarte a regenerar las grietas  por su poder cicatrizante. Por su composición en ácidos grasos esenciales, actúa en la regulación de la elasticidad cutánea y en restablecimiento de la hidratación, creando una barrera en la piel, evitando que se eliminen los propios aceites naturales de la epidermis.

Los talones agrietados pueden ser consecuencia de una dieta pobre en ácidos grasos Omega 3. Es necesario incorporar alimentos que los aporten como el pescado azul, las nueces o las semillas de chía. También las frutas, verduras, mariscos o el chocolate, son fuente de Omega 3, componente de la lista de ácido grasos poliinsaturados esenciales que contiene el Aceite de Rosa Mosqueta

Share This